El equipo de SHCity avanza en la definición de los espacios que se monitorizarán en Ávila

La reunión de trabajo, celebrada en Lisboa los días 6 y 7 de febrero, ha servido al equipo de SHCity para definir parte de los espacios que se monitorizarán en la ciudad de Ávila, con el fin de crear una solución tecnológica de código abierto, que permita mejorar la gestión, conservación y dinamización turística de cascos históricos en Europa.

SHCity comenzó su andadura en julio de 2016, como un proyecto de cooperación transnacional, que implica a un equipo multidisciplinar de profesionales de España, Francia y Portugal.

El proyecto, que toma Ávila como ciudad piloto, se desarrolla en el marco del programa europeo Interreg V Sudoe, con el apoyo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Técnico de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, del Instituto Tecnológico AIDIMME, Centro Tecnológico CARTIF, Faculdade de Ciências e Tecnologia da Universidade Nova de Lisboa,  NOBATEK, centro tecnológico TECNALIA y del Ayuntamiento de Ávila se daban cita esta semana en la capital portuguesa para avanzar en el desarrollo del proyecto SHCity, que trasladará la experiencia y el conocimiento adquiridos en la gestión inteligente de monumentos o edificios aislados a la de espacios culturales o conjuntos monumentales.

¿Cómo? Mediante la puesta en marcha en Ávila, ciudad piloto, de dos aplicaciones diferentes. Por un lado, un sistema de gestión (SHCity-Gestor) que integrará los datos recogidos por redes de sensores desplegados en el conjunto urbano y los sumará a los  derivados de fuentes de información ya existentes. La aplicación transformará esos datos en información útil que facilitará el trabajo de los gestores, mejorando el diagnóstico y la toma de decisiones, mediante un conocimiento más preciso de los edificios y su entorno, a la vez que se incide en otros aspectos como la eficiencia energética o la ordenación del flujo de visitantes.

Por otro, mediante el diseño de una aplicación (SHCity-Turista), destinada a turistas, que aprovechará la información captada por los sistemas de monitorización y le dará un enfoque más divulgativo, orientado a concienciar a los visitantes y a la sociedad en general de la importancia de preservar adecuadamente el patrimonio.

¿Qué espacios se van a monitorizar?

El encuentro de Lisboa permitió concretar cómo se llevará a cabo la monitorización de la ciudad de Ávila. Se acordó, por ejemplo, la instalación en los accesos de la muralla de dispositivos que sirvan para controlar el flujo de visitantes y de vehículos, también se estudiará la conveniencia de habilitar un control de galibo.

En el yacimiento arqueológico de las Tenerías, como complemento la intervención que actualmente está abordado el ayuntamiento de la ciudad, se instalarán sistemas que refuercen la seguridad.

La solución tecnológica se implementará también en distintos edificios tanto dentro como fuera de la muralla, abarcando, así, diferentes inmuebles del conjunto declarado Patrimonio Mundial. Por ahora, se ha aprobado la monitorización del monasterio de Santo Tomás y la iglesia de San Segundo, ambos extramuros.

A lo largo de este mes se llevará a cabo una visita a la ciudad para acabar de definir las diversas opciones de monitorización, que permitirán registrar parámetros ambientales y estructurales, para analizar el estado de conservación de diferentes edificios históricos; medir el consumo eléctrico en algunos espacios,  mejorar la iluminación de otros o determinar si la madera está expuesta a ataques de agentes xilófagos como termitas, carcoma y hongos.

¿Por qué Ávila?

Ávila ha sido la ciudad elegida para la puesta en marcha y la validación del proyecto porque se trata de una ciudad que cuenta con la declaración de Patrimonio Mundial por parte de la UNESCO, lo que la convierte en el espacio idóneo para implementar una herramienta orientada a la gestión de conjuntos históricos. Además, lleva años apostando por el patrimonio como recurso turístico y motor de desarrollo, forma parte de la Red Española de Ciudades Inteligentes y cuenta con varios inmuebles monitorizados como la muralla o la catedral, lo que facilita la puesta en marcha de este nuevo proyecto.

Tras una primera reunión celebrada en la ciudad en septiembre de 2016, que sirvió para poner en común con los técnicos municipales las necesidades reales de conservación del conjunto monumental, en los últimos meses y especialmente en el encuentro de Lisboa, se han definido los requisitos del sistema de monitorización, que será flexible y al mismo tiempo estará completamente adaptado al conjunto histórico de interés.

El desarrollo del proyecto SHCity finalizará en 2018 y supondrá una inversión de 1.194.333 euros, en el marco del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), programa europeo Interreg V Sudoe.

Smart Heritage City (SHCity) es un proyecto de cooperación trasnacional destinado a generar una solución tecnológica que permita mejorar la gestión, conservación y dinamización turística de cascos históricos en Europa.  Su desarrollo, se enmarca en el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), programa europeo Interreg V Sudoe, y corre a cargo de un consorcio integrado por un equipo multidisciplinar de profesionales de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, el Instituto Tecnológico AIDIMME, Centro Tecnológico CARTIF, Faculdade de Ciências e Tecnologia da Universidade Nova de Lisboa,  NOBATEK, centro tecnológico TECNALIA y el Ayuntamiento de Ávila.

Para más información www.shcity.eu

El equipo de trabajo de SHCity mantendrá una reunión en Lisboa

La ciudad de Lisboa acogerá los días 6 y 7 de febrero una reunión de trabajo en el marco del proyecto Smart Heritage City (SHCity), destinado a generar una solución tecnológica que permita mejorar la gestión, conservación y dinamización turística de cascos históricos en Europa.

Un proyecto de cooperación trasnacional, que toma Ávila como ciudad piloto y que se desarrolla en el marco del programa europeo Interreg V Sudoe, con el apoyo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

SHCity comenzó su andadura en julio de 2016  y supone la implicación de un equipo multidisciplinar de profesionales de España, Francia y Portugal, integrado por  investigadores y técnicos de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, Instituto Tecnológico AIDIMME, Centro Tecnológico CARTIF, Faculdade de Ciências e Tecnologia da Universidade Nova de Lisboa,  NOBATEK, centro tecnológico TECNALIA y el Ayuntamiento de Ávila.

La reunión de Lisboa servirá para presentar el proyecto en el país luso y para avanzar en el trabajo desarrollado hasta el momento para crear una solución tecnológica que permita el control on-line, la gestión inteligente y  la conservación preventiva de conjuntos históricos europeos.

 

Dos soluciones para lograr la gestión inteligente de conjuntos históricos

SHCity toma la ciudad de Ávila como caso piloto, pero el objetivo es que el trabajo desarrollado en el conjunto abulense pueda extrapolarse a otras regiones europeas. El programa constituirá un referente para pasar de la gestión inteligente de monumentos o edificios aislados a la de espacios culturales o conjuntos monumentales.

¿Cómo lograrlo? Mediante la puesta en marcha de dos aplicaciones diferentes. Por un lado, un sistema de gestión (SHCity-Gestor) que integrará los datos recogidos por redes de sensores desplegados en el conjunto urbano y los transformará en información útil que facilitará el diagnóstico y la respuesta automática ante posibles situaciones de riesgo en los edificios o sus entornos, a la vez que se incide en otros aspectos como la eficiencia energética o la ordenación del flujo de visitantes.

Por otro lado, mediante el diseño de una aplicación (SHCity-Turista), destinada a turistas, que aprovechará la información captada por los sistemas de monitorización y le dará un enfoque más divulgativo, orientado a concienciar a los visitantes y a la sociedad en general de la importancia de preservar adecuadamente el patrimonio.

 

¿Por qué Ávila?

Ávila ha sido la ciudad elegida para la puesta en marcha y la validación del proyecto porque se trata de una ciudad que cuenta con la declaración de Patrimonio Mundial por parte de la UNESCO, lo que la convierte en el espacio idóneo para implementar una herramienta orientada a la gestión de conjuntos históricos. Además, lleva años apostando por el patrimonio como recurso turístico y motor de desarrollo, forma parte de la Red Española de Ciudades Inteligentes y cuenta con varios inmuebles monitorizados como la muralla o la catedral, lo que facilita la puesta en marcha de este nuevo proyecto.

Tras una primera reunión celebrada en la ciudad en septiembre de 2016, que sirvió para poner en común con los técnicos municipales las necesidades reales de conservación del conjunto monumental, en los últimos meses se ha seguido trabajando en la misma línea y se han ido definiendo los requisitos del sistema de monitorización, que será flexible y al mismo tiempo estará completamente adaptado al conjunto histórico de interés.

 

Avance de los trabajos

Los técnicos de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, Instituto Tecnológico AIDIMME, Centro Tecnológico CARTIF, Faculdade de Ciências e Tecnologia da Universidade Nova de Lisboa, NOBATEK, TECNALIA y del propio Ayuntamiento están considerando varias posibilidades de monitorización que tratarán de concretar en Lisboa.

En principio, está previsto que la solución tecnológica se implemente a largo de este año en distintos edificios tanto dentro como fuera de la muralla, abarcando, así, diferentes inmuebles del conjunto declarado Patrimonio Mundial. Se barajan, igualmente, diversas opciones de monitorización, que permitirán medir el flujo de visitantes en algunos de los accesos de la muralla; registrar parámetros ambientales y estructurales, para analizar el estado de conservación de diferentes edificios

históricos; medir el consumo eléctrico en algunos espacios o mejorar la iluminación de otros; determinar si la madera está expuesta a ataques de agentes xilófagos como termitas, carcoma y hongos.

El desarrollo del proyecto SHCity finalizará en 2018 y supondrá una inversión de 1.194.333 euros, en el marco del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), programa europeo Interreg V Sudoe.

----

Smart Heritage City (SHCity) es un proyecto de cooperación trasnacional destinado a generar una solución tecnológica que permita mejorar la gestión, conservación y dinamización turística de cascos históricos en Europa.  Su desarrollo, se enmarca en el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), programa europeo Interreg V Sudoe, y corre a cargo de un consorcio integrado por un equipo multidisciplinar de profesionales de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, el Instituto Tecnológico AIDIMME, Centro Tecnológico CARTIF, Faculdade de Ciências e Tecnologia da Universidade Nova de Lisboa,  NOBATEK, centro tecnológico TECNALIA y el Ayuntamiento de Ávila.

----

Para más información www.shcity.eu

Copy de la foto "All-free-photos.com bajo licencia Creative Commons".

Pie de foto: El famoso tranvía 28 que recorre el barrio de Alfama, uno de los cinco que integran el casco antiguo de Lisboa, junto a la Baixa, el Barrio Alto, Chiado y Belém.

Primeros pasos para la puesta en marcha del proyecto SHCity en Ávila

La ciudad de Ávila acoge los días 28 y 29 de septiembre una reunión de coordinación del proyecto Smart Heritage City (SHCity), destinado a generar una solución tecnológica que permita mejorar la gestión, conservación y dinamización turística de cascos históricos en Europa.

El proyecto se enmarca en el programa europeo Interreg V Sudoe y correrá a cargo de un equipo multidisciplinar de profesionales de España, Francia y Portugal, integrado por la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, el Instituto Tecnológico AIDIMME, el Centro Tecnológico CARTIF, la Faculdade de Ciências e Tecnologia da Universidade Nova de Lisboa, NOBATEK, el centro tecnológico TECNALIA y el Ayuntamiento de Ávila. El alcalde de Áva, Josè Luis Rivas, recibía esta tarde a los integrantes del consorcio SHCity, que trabajarán durante dos años y medio en el desarrollo de una solución tecnológica que permita el control on-line, la gestión inteligente y la conservación preventiva de conjuntos históricos. A lo largo de las dos próximas jornadas investigadores y técnicos visitarán el conjunto histórico de la ciudad amurallada para definir los espacios en los que se va a actuar inicialmente.